20161116_153918

Entrevistamos a Horacio Levin, Director Ejecutivo de la Televisión Pública Argentina. Por Lic. Gabriel Santagata

Ricardo Horacio Levin (64) tiene una vastísima carrera en el mundo de la televisión. Se desempeñó como titular de la productora Promofilm, con éxitos resonantes como “Sorpresa y media”, “Expedición Robinson”, “Fort Boyard”, “Agrandadytos” y “Codicia”, entre otras producciones. Sabido es que este tipo de galardones conseguidos en la gestión privada no necesariamente garantizan éxito en los medios públicos. Sin embargo, Levin asumió el compromiso y se animó al desafío de “poner al canal en un lugar mucho más importante en el que está hoy”.

gaston-levin

Gastón Recondo. Periodista deportivo. Luis Rubio. Caracterizando a Eber Ludueña. Horacio Levi. Director Ejecutivo TVPA

La entrevista se gestionó con un par de semanas de anticipación. Levin no es muy afecto al dialogo con el periodismo; es más si puede lo evita. Sin embargo recibió a este medio sin ningún tipo de prerrogativas y respondió a todo lo consultado. “Lo que voy a decir puede sonar no muy simpático pero…” afirmó en varios pasajes de la nota. Pudo contestar, hacerlo con latiguillos de manual y evasivas pero prefirió la modalidad típica de los “políticamente incorrectos”. Y cuando lo entendió necesario no dudó en “subrayar” sus respuestas ante repreguntas de APJ Medios que consideró chicanas.

¿Cómo transita este compromiso que significa la gestión pública?
Es la primera vez en mi vida que tengo un cargo público. Mi actividad la desarrollé en el mundo privado, no tuve jamás ninguna vinculación con el Estado. Las circunstancias se dieron y aquí estoy. Me ofrecieron este cargo mucho antes y en principio lo desestimé. Pero mi familia entendía que desde hace un tiempo estaba alejado de la actividad, en el medio la insistencia del ministro (NR. Hernán Lombardi). Me parece que mi familia me quería sacar de mi casa. (Risas)

levin

Horacio Levin con la foto de su padre Manuel

Trascendieron antes de su llegada otros nombres para conducir los destinos de la TV Pública. Imagino que tuvo que diseñar una programación con particular celeridad.
La primera reunión con Lombardi fue el 29 de enero y el 10 de febrero ya estábamos acá. Hicimos este año una readecuación de lo que había.

¿Cómo evalúa el estado en que recibieron el canal por parte de la anterior gestión?
Depende con que lo compares. Muchas de las cosas que se hicieron no las hubiese hecho, pero dentro de lo que uno escucha y ve que ha pasado en general con el anterior gobierno, creo que en este caso es razonable. Cuando entramos estaba todo un poco parado y con mucha co-producción. Pero encontramos un canal que funciona y bien provisto tecnológicamente.

¿A casi un año de empezar su gestión qué balance hace?
En algunas cosas hemos sido exitosos y en otras no tanto. Todo lo que prometimos que íbamos a hacer, lo hicimos. Después algunas cosas pueden no haber salido como las pensamos.

¿Por ejemplo?
En lo personal tengo enorme frustración por el bajo rating. Más allá de que el presupuesto que tenemos no es muy alto y nos “autovedamos” (sic) de ofrecer determinada programación que hoy da mucha audiencia, pensé que nos iba a ir un poco mejor aún entendiendo lo frío de la pantalla abierta en general y en particular la de la TV Pública. Sin embargo, podemos decir que tenemos un canal sin fanatismo que no sé si la audiencia lo valora.

¿A qué se refiere?
Hoy pareciera ser que con esta grieta tan terrible que de alguna manera estamos todos jugando, la gente prefiere ver los canales donde se habla, se denuncia y se dicen las cosas que uno mismo quiere escuchar. Nosotros hemos hecho un canal público. Pusimos todo el equipo en movimiento, casi sin hacer co-producciones y una emisora que no es del gobierno sino público.

Mencionaba el frío de la pantalla, pero tuvimos transmisiones excepcionales como los Juegos Olímpicos y la Copa América entre otras.
No solo la transmisión fue excepcional. Por ejemplo, con los Juegos Olímpicos fue fundamental la negociación. Al canal casi le dejó dinero. Si lo comparamos con lo que sucedía anteriormente cuando se perdían millones de dólares… Pero pasó algo muy llamativo cuando terminaron los Juegos Olímpicos, nosotros pensamos que con ese rating que tuvimos durante esas semanas, donde promocionamos nuestros programas, íbamos a mejorar en la audiencia. Y no fue así. Fue peor o igual. El año que viene no hay grandes eventos deportivos por eso debemos redoblar el esfuerzo. La experiencia indica que para mejorar la audiencia lo eventual termina siendo una aspirina, pero no cura.

levin-ortega2

Horacio Levin, junto a los protagonistas de El Marginal, Juan Minujín y Martina Gusman, y el director, Sebastián Ortega.

Vayamos pasando a consultas más relacionados con la administración. ¿Cuál fue la necesidad de la contratación del Estudio Jurídico De Diego teniendo en cuenta que el canal cuenta con un cuerpo legal propio?
No te lo puedo contestar porque no tengo nada que ver con eso. Es un tema de RTA SE y yo soy TV Pública Argentina. Nunca ví ese contrato y nadie me consultó sobre eso.

Trascendieron públicamente algunos posibles proyectos relacionados con la mudanza del canal a Tecnopolis.
Desde el sentido común es imposible que haya una mudanza, pero por ahí la política a veces no tiene sentido común. Hoy te puedo decir que no hay ningún proyecto serio vinculado a la mudanza. Imposible que se pueda llevar a cabo. De ninguna manera y lo he dicho las veces que me han preguntado. Es un delirio en el cual yo no participaré. Si alguna vez sucede yo no estaré sentado acá. En este momento en el que está el país, hay doscientas mil cosas más importantes que mudar un canal.

El cóctel estudio jurídico, auditorías, rumores de mudanza, trajo aparejado cierta preocupación por posibles despidos por parte de los empleados.
No se despidió a nadie y no hay una bajada de línea en ese sentido. Hay mucha gente que está aquí y no tiene actividad y a mí -no solo como director ejecutivo del canal- sino como ciudadano que paga sus impuestos, me parece mal. Hay que mirar bien la plantilla para ver quién trabaja. Una manera de valorizar a los que están trabajando es que no hayan personas que cobren sin hacerlo. Me parece mal éticamente.

También está mal que los gestores no propongan trabajo o, peor aún, que tercericen algunas funciones.
Debe haber de todo. No quiero hablar de ningún caso en especial. Esto que voy a decir no es muy simpático. En el canal se vive una especie de microclima. El nivel de salario, fuera de este canal, no existe.

Notamos incorporaciones de nuevos empleados con modalidad plazo fijo, contrato de obra o locación que no se hicieron por concursos públicos.
La gente que entró fue la necesaria para hacer los programas. Lo mínimo. No hay un entusiasmo para que la planta crezca. Los concursos van a tener que ver más con la movilidad y jubilaciones. Hay lugares donde sobra gente y otros donde falta. Ese trabajo fino es el que tenemos que hacer. Proponer dentro de nuestra empresa una readecuación de actividades para que el personal que se anime a que lo formemos, pueda cambiar, siempre dentro del canal.

En los últimos tiempos la desinversión en el canal fue más que ostensible. Saludamos la conformación del “Comité de crisis edilicia”. Sabemos que se elevó una propuesta.
Tenemos justamente ahora una reunión. Estamos trabajando en eso. Le diría que es mi mayor preocupación. Para mí es más importante que la pantalla. Le confirmo que del dinero del presupuesto vamos a priorizar lo necesario para la seguridad del personal. Se lo puedo garantizar.

Vamos finalizando la entrevista, ¿podría adelantarnos algo de la programación 2017?
No puedo adelantar mucho. Pero si puedo decirle que estamos pensando en invertir muy fuerte en la franja horaria a partir de las 21. Entendemos que debe haber algo que todos los días atraiga la atención siempre dentro de los límites que nos marcamos. No vamos a mostrar tetas, culos o peleas entre políticos y ningún tipo de agresión. Tenemos pensado una programación que va a poner al canal en un lugar mucho más importante en el que está hoy. También vamos a tener novedades sobre el género de ficción. En cuanto a lo deportivo dependeremos de lo que pase con el programa “Fútbol para Todos” Hoy no estamos en condiciones de diseñar nada en ese sentido. Hay que ver si continúa la gratuidad. Si es así, estaremos presentes porque son 15 partidos por fecha.

¿Algo que no le pregunté y que le gustaría agregar?
Imagino que la gente tenía una expectativa cuando llegó la nueva gestión. Nosotros somos esto que parecemos, no otra cosa. El equipo nuestro es lo que ustedes ven caminando por los pasillos. Estamos haciendo lo mejor posible y nos esforzamos lo más que podemos. Ah si me permite quiero agregar una última reflexión…

¡Tire no más!
Lo único que en el canal me hizo sentir muy mal es la pelea entre los gremios, más allá que entiendo que existan. Pero cuando estás dirigiendo algo y debajo tuyo están todos peleados, con discusiones y mala onda, por lo menos a mí me jode en lo personal.

_________________________________________________________________________