Medina, junto a su colega Daniel Galimberti y la productora Dinka Torry, en la grabación de Cara a Cara en el año 2007.

Por Juan Ballesteros
Periodista TVPA

En esta sección habitual de APJ Medios, conocemos la tarea de un
director de cámaras con 40 años de experiencia en el canal: Tato Medina

Medina junto a su equipo
en uno de los móviles de exteriores

Su vida laboral es siempre detrás de escena, bajo el concepto de “señor director”. Si lo habrá escuchado a lo largo de su carrera. Y cuando recibe esa indicación, es tiempo de apretar el botón que manda el tape. Y así, siempre, todos los días.

Así resume sus días Tato Medina, uno de los históricos directores de cámara de la TV Pública Argentina. “Este trabajo es una pasión ante todo, tiene distintas aristas por supuesto y en la actualidad es una labor integral en la que hay que estar atentos en muchos aspectos. Es una tarea de detalles”.

Esa pasión es su motor, pero también implica una responsabilidad y un compromiso muy grande. Medina, que hoy está a cargo del deportivo Maratón 2017, reconoce que es muy exigente con el trabajo: “Yo miro mis trabajos y muchas veces no quedo contento. Hago todo el esfuerzo para que todo sea perfecto. Y lo mismo pido para con la gente que forma parte de mi equipo y debo reconocer que eso muchas veces me trae inconvenientes. Pero forma parte de mi ser, así soy yo”.

Maratón 2017 es el programa que lleva adelante en la actualidad y reconoce que le gusta el rubro de los deportes. Medina, nacido en Santiago del Estero, fue uno de los directores encargados de las transmisiones de Fútbol y muchos años estuvo ligado al automovilismo.

“El deporte siempre me gustó, es atractivo hacerlo, hay que estar muy atento a situaciones muy variables. Pero ciertamente no hay algo en particular que más disfrute, soy un profesional en ese sentido. En todo hay que ponerle mucha dedicación”, cuenta el director de 55 años y con 40 de trayectoria en el canal.

Tato Medina en ATC

Si bien reconoce que no hay un rubro que disfrute más que otro, sí hubo una persona que lo marcó. Fue Juan Alberto Badía, con quien compartió en el canal ciclos como Estudio País: “Badía fue único, trabajar a su lado era aprender y disfrutar. Éramos muy buenos amigos”.

“Hay una sola forma de denominar lo que era Juan: un grande. Te lo demuestra esta anécdota. Mientras grabábamos hizo un comentario que no me gustó delante de muchas personas. Me dolió. Por eso, al terminar, lo encaré en el camarín y le dijo que si volvía a hacer algo semejante se ponía en juego nuestra amistad. No dudó un instante y me pidió perdón. No va a volver a pasar”, recuerda, pero enseguida aclara: “Pienso en aquella situación para intentar mostrar lo genial que era él. Tuvimos la mejor, fue impresionante compartir tareas con un profesional de su nivel.

La TV Pública, confiesa, es su casa, pero eso no le impide criticar algunos aspectos del día a día. “Hace 40 años que soy parte de este canal y lo conozco de memoria. Años atrás uno veía pasillos y estudios llenos de gente y tareas. El canal vivía a pleno. Eso cambió y no me gusta, es más me preocupa”, concluyó.-