Por Luis Gasulla
Lic. en Ciencia de la Comunicación UBA

Paloma Efron fue la primera mujer en dirigir canal 7. Decana de los programas en vivo, la periodista y conductora fue pionera en la difusión del jazz en nuestro país. A pesar del jugoso contrato que le ofreció, en 1934, Jaime Yankelevich, “Blackie” se resistió a cantar tangos. La música de origen afroamericano era su pasión. De allí, su apodo. La biblioteca de canal 7 lleva su nombre en un homenaje a una de las figuras destacadas en la génesis de la televisión local.

En el año 2008, la biblioteca reabrió sus puertas. Lo hizo tras el persistente pedido de históricos trabajadores del canal –Juan Carlos Simón y Carlos Borgo al frente- que concientizaron a las autoridades sobre la necesidad de volver a contar con un espacio de cultura y lectura para todos. La tarea fue ardua. El espacio estaba abandonado, con serios problemas de edilicios, iluminación y falta de limpieza. Había miles de libros tirados en otras áreas del canal y no existían registros de los mismos. Más de 8500 fueron catalogados.

Metáforas de la historia argentina, la biblioteca había sido cerrada durante los años noventa cuando sólo abría sus puertas como comedor “vip” de la gerencia de aquellos tiempos. Una década atrás, con el regreso de la democracia, nacía la primera biblioteca dentro de un canal de televisión. Abierta a todo el mundo, trabajaban media docena de empleados y estaba ubicada a pocos metros de la entrada de la calle Tagle, donde actualmente funciona el CENS (Centro Educativo de los Niveles Secundarios).

Meses después de su reapertura, la biblioteca “Blackie”, adquirió cientos de libros especializados en medios, comunicación –televisión y radio-, periodismo, semiología, filosofía e historia. Lamentablemente, el interés inicial de las autoridades, se fue desvaneciendo con el correr del tiempo. La cultura dejaba de importar. El acervo bibliográfico se acrecentó gracias a donaciones de ex trabajadores y sus familiares. El último año, se volvieron a adquirir nuevos libros cuya temática es, fundamentalmente, la historia de la televisión argentina. Sin embargo, falta muchísimo por hacer.

Actualmente, la biblioteca de canal 7 cuenta con 10000 libros, cientos de películas y documentales además de la colección completa de revistas especializadas en cine como El Amante, entre otras. Cualquier trabajador o familiar del mismo puede retirar libros o consultarlos en las instalaciones de “Blackie”.

Como su programa más recordado, la biblioteca de canal 7 se repuso a mil y una caídas. Efron tenía razón. Es que así se llamaba su programa más recordado: “Volver a vivir”.