Néstor Sclauzero estudió periodismo en Rosario, socio fundador y actual presidente del Foro de Periodismo Argentino, conductor y columnista de actualidad en diferentes programas de radio y noticieros en TV Abierta, cable y hasta en la señal de la UBA. Docente en las universidades de Belgrano y Palermo donde dicta materias relacionadas a la producción radial y televisiva. Una vasta trayectoria en la materia aunque es la primera vez que se prueba como gestor; y encima en los medios públicos.

Por Lic. Gabriel Santagata*

Néstor Sclauzero. Desde 2004 es conductor y columnista de actualidad en AM 630 Rivadavia. Trabajó en Radio Nacional, Radio América y durante diez años se desempeñó en el multimedios América donde condujo programas y noticieros en CVN (la primera señal de noticias del país) y en su continuadora, América 24, y en el Canal 2 América TV. Condujo el noticiero nocturno de Canal 26 durante siete años y varios programas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), entre ellos el ciclo UBA XXI de educación a distancia. Enseña producción radial y televisiva en las universidades de Belgrano (UB), de Palermo (UP) y en las Universidad Nacional de La Matanza, entre otras. Hace 10 años que conduce programas en las señales Metro y América 24. Es observador externo de European Association for Viewers Interests (EAVI), asociación que defiende los intereses de los ciudadanos ante los medios públicos en la Unión Europea.

¿Cómo se enteró? Me refiero al día que le comunicaron la propuesta para encabezar la Gerencia de Noticias de la TV Pública?
Me llamó Jorge Sigal para consultar mi opinión sobre los medios en general y los públicos en particular. Yo venía trabajando con diferentes textos en ese sentido y también desde FOPEA en la misma dirección. En realidad, hasta esa charla, no me había generado expectativas sobre la posibilidad de conducir los noticieros de la TV Pública; sí tenía esperanzas que me reconocieran un concurso que había ganado años atrás, para hablarlo con la nueva gestión.

¿Qué sucedió con ese concurso?
En el año 2007 me presenté en un concurso público y abierto en la TV Pública. Estaba destinado a cronistas y con posibilidad de “hacer piso”. A la convocatoria se presentaron un montón de profesionales, se hizo la práctica y recuerdo que también se realizó el examen que fue muy bueno. Fui seleccionado pero tiempo después por esas cosas de la magia me enteré que al concurso lo habían declarado desierto. Se lo planteé a Gustavo López y a Tristán Bauer en su momento, pero no obtuve respuesta favorable a mi reclamo.

Dicen que un buen jugador de fútbol no necesariamente es un buen DT. Es un reconocido periodista pero ¿cómo le va como gestor?
Si bien había tenido alguna responsabilidad de gestión en la UBA (administración de los noticieros) obviamente que ésta es mi máxima responsabilidad en ese sentido. Soy consciente que no puedo ser el dueño de la verdad absoluta, pero considero que quien sabe lo que quiere y sabe cómo, tiene resuelto muchos de los problemas cuando pretende conducir algo. Siempre estuve delante de cámara, nunca me tocó estar detrás, pero durante años dicté clases con respecto a la producción, y en la generación de contenidos de distintos medios y me ayudó en esta nueva experiencia.

Una pregunta de manual. ¿Importa el rating en un medio público?
¡Por supuesto! Uno quiere que lo vean y escuchen. Quien te diga lo contrario…miente. Pero no puede ser a costa de prostituir o desmejorar la calidad del contenido de la información. El canal con la cobertura de la PASO tuvo mucha audiencia, es más…de los cinco canales de aire podemos decir que superamos a canal 9.

Nueva escenografía del Noticiero de la TPA.

¿Qué es un noticiero de calidad?
Nosotros pretendemos un noticiero con noticias que informan. Ahora contamos con una nueva puesta en el aire que complementa esta idea con lo que es la TV, o sea la imagen y una pantalla más atractiva.

Según mediciones de IBOPE bajamos un poco el rating de los noticieros si comparamos con la anterior gestión.
Entiendo que hay menos audiencia que en la etapa anterior, pero al igual que ahora es muy baja. A quienes estamos en los medios públicos nos deben juzgar más por la calidad y no por los niveles de audiencia. Aún así, me gustaría mejorar. Aunque hay que mejorar un montón de cosas, considero que estamos a la altura de los mejores noticieros del mundo.

La audiencia descendió poco, pero bajó…
Hay una teoría que dice con el cambio de gobierno, parte de los televidentes buscan respuestas a sus expectativas en otros canales; pero para el número final lo que había antes y ahora siempre es poco.

¿Cómo encontró el Noticiero en cuanto a sus recursos?
La tecnología del canal, en general, y en el noticiero, en particular, es muy buena. Por supuesto en esta actividad existe un desgaste muy importante, ya sea por la cantidad de horas de uso y por el tipo de uso que tiene. El calor, la lluvia, etc; acorta la vida útil. En cuanto al recurso humano es muy bueno. Hay una motivación importante sobre todo en los últimos tiempos con la nueva puesta del noticiero. Hay mucho entusiasmo y ganas de colaborar. Le envié una nota de reconocimiento a todos los gremios que son por supuesto los representantes de los trabajadores.

¿Tomó algún modelo o referencia de alguna modalidad de gestión de otro país?
Soy muy respetuoso de lo que hacen los españoles que siempre fueron a la vanguardia en cuanto a medios periodísticos. Es un buen norte a seguir.

Cada gestor imprime su valoración personal. En la que lo antecedió primaron programas de debate y opinión.
El rol de los noticieros en los medios públicos es informar. Por ejemplo en las elecciones, nosotros hicimos una propuesta informativa. No entrar tanto en las opiniones porque para ello existen otros espacios. Mi lema es Noticiero con Noticias. Muchos noticieros en otros canales son programas de noticias que está muy bien hechos, pero pierdan la esencia de la información como hecho central. El periodismo militante no es periodismo. Los periodistas tenemos que informar. El mejor desarrollo profesional con la mayor imparcialidad posible. Si uno es parcial nunca va a informa bien. Está bien ser militante, pero con el periodismo no se lleva bien. Si tuviese esta misma responsabilidad en un canal privado propondría lo mismo.

La entrevista con Luis Majul en marzo de este año generaron un airado reclamo de los trabajadores de prensa del canal.
Se mal interpretó lo que declaré.

Es una buena oportunidad para decir con más claridad lo que piensa.
A muchos trabajadores en años anteriores no se le ha generado el escenario o las condiciones necesarias para desarrollar sus actividades; por lo menos en el área que yo dirijo. Mencioné la mala labor de algún “empleado Público”, pero no pretendí generalizar. Si alguien se sintió mal por mis declaraciones, le pido disculpas. Veo que hay un canal con un increíble capital humano que ante planteos profesionales lo asume y responde de la mejor manera.

*Instituto Estudios sobre Comunicación (RTA SE)